1º. Tenga una metodología de escucha continua.

Las Organizaciones necesariamente tienen que escuchar activamente a sus empleados de forma continua, para conocer las expectativas, intereses, percepciones y necesidades. El entendimiento de todos estos aspectos “emocionales” y generadores de experiencias, reportará una serie de beneficios concretos para las empresas como una mayor calidad del empleo, una mejora de las oportunidades de desarrollo, un mejor acompañamiento y generar experiencias que creen cultura.

2º. Involucra a tus colaboradores en el diseño de tus planes.

Recursos Humanos debe involucrar a los empleados en el diseño de todas sus acciones, pensar “con” y no “por” ellos, dejando a un lado el papel paternalista que tradicionalmente ha venido desempeñando.  Conocer el negocio, definir el objetivo de tus de empleados, saber cuáles son sus momentos de la verdad y establecer el viaje del empleado.

3º. Involucra a los Jefes  para generar buenas experiencias en los empleados.

La influencia de los Gerentes y líderes, y todos jefes de las organización influyen en la percepción que tienen los empleados sobre su empresa, por esto es fundamental, involucrarlos en un papel protagónico en la generación de ambientes de trabajo agradables entre sus equipos, que favorezcan la consecución de los objetivos de la compañía y contribuyan a mejorar su compromiso y su Marca Empleadora. Los Gerentes de RRHH deben ser capaces de involucrar en los procesos que crean cultura a todos los líderes, presentándoles y “vendiéndoles” estas iniciativas que crean cultura.

4º. Consigue ganar agilidad y flexibilidad.

“El futuro es hoy” y ante esta realidad, Recursos Humanos debe dar un salto cualitativo para adaptarse de manera exponencial a todos los cambios a los que se enfrentan hoy en día sus organizaciones y para ellos debe considerar todas las opciones que el mercado le brinda para poder sostener procesos en el tiempo, de mediano y largo plazo, muchas veces intentamos solucionar todo con recursos internos, pero si se desea dar una salto cualitativo eso no es suficiente, concéntrese en proceso que le aportan valor, y le sacan trabajo operativo a su personal para focalizarlo en nuevos proyectos.

7º. Aprovecha las ventajas que te ofrece la tecnología.

En la era de la digitalización, la tecnología se ha convertido en un vehículo necesario que nos proporciona esa agilidad y velocidad tan necesaria para superar con éxito los retos actuales a los que se enfrentan nuestras Organizaciones. Además, estas soluciones tecnológicas, nos darán la capacidad de recopilar información, analizarla y personalizarla en función a las necesidades de cada empleado.