Lo que alguna vez fue un enfoque de los departamentos de recursos humanos, considerado un factor de ‘higiene’, ahora se ha elevado a un problema de nivel de mayor importancia resaltada por un informe reciente de la Reward & Employee Benefits Association (REBA) y Mercer Marsh Benefits (MMB). ) que encontró que el 85% de los equipos de RR.HH. planean aumentar su enfoque en el bienestar de los empleados después de una pandemia. La guerra por el talento se está librando y las políticas de bienestar de los empleados serán un diferenciador importante para las empresas que buscan atraer y retener al mejor talento en el futuro.

A pesar de esto, los programas de bienestar corporativo no se han puesto al día con las preferencias cambiantes de los empleados y, al mismo tiempo, no logran generar resultados reales o cambios de comportamiento. Se ha demostrado que las políticas actuales de beneficios no son aptos para el mundo laboral posterior a una pandemia, ya que hoy los beneficios es solo parte del bienestar.

Al no proporcionar bienestar y solo quedarse en los beneficios, no están ayudando a respaldar la entrega de objetivos de rendimiento y eficiencia empresarial más amplios.

Las empresas pueden abordar estas deficiencias y crear programas de bienestar valorados por los empleados cambiando la forma en que abordan el bienestar, participando de una manera diferente, poniendo la salud mental en el centro y haciendo hincapié en el cambio cultural.

Muchos programas de bienestar empresarial no están fallando porque no cuentan con los fondos necesarios. Están fracasando porque las empresas ofrecen programas y políticas incorrectos y no crean la cultura adecuada para impulsar el compromiso de los empleados en torno al bienestar.

La investigación de Mercer de 2020 ha demostrado que la mitad de las empresas encuestadas gastan más del 16% del salario base en sus paquetes de beneficios para empleados.

¿Cómo involucrar a los empleados?

La tecnología es una solución, pero la mayoría de las empresas aún tienen que integrar con éxito tecnologías ampliamente adoptadas, como los teléfonos móviles, en las políticas de bienestar de los empleados. Esto debe cambiar para que los beneficios reflejen la realidad de los empleados.

Lanzamos nuestra propia aplicación de bienestar, RRHH3D, hace más de dos años, con el objetivo de mejorar el bienestar, conectarse con sus compañeros y el uso del tiempo libre de nuestros clientes. El despliegue de esta tecnología ha transformado la forma en que la gente se involucra con el  programa de bienestar del cliente. Acceden a la aplicación 1 vez por día en promedio en comparación con los portales en línea tradicionales a los que solo acceden una o dos veces al año.

Los beneficios deben estar más estrechamente alineados con lo que los empleados realmente quieren. 

La cultura es la clave

El cambio cultural de arriba hacia abajo, no solo los beneficios y las políticas, es clave para mejorar el bienestar de los empleados.

Los líderes empresariales deben demostrar e incorporar los comportamientos que quieren ver para que los empleados se sientan apoyados, empoderados e incluidos, ya que esto tendrá el mayor impacto en el bienestar. Con el enfoque de la c-suite en el bienestar nunca más alto, también es fundamental que los líderes sigan el camino: lo que dicen y lo que hacen debe estar alineado.

La pandemia afectó a todas las personas y empresas de todo el mundo.

A medida que salimos del bloqueo, las empresas deben asegurarse de mantener su enfoque en el bienestar de los empleados, y la pandemia de salud mental de ‘eco’ es un problema específico que deberá ser abordado con cuidado.

La pandemia ha dado lugar a una clara demostración de creatividad y compasión por parte de muchos líderes empresariales y, al aplicar las lecciones que han aprendido en estas áreas a sus programas de bienestar corporativo, las empresas podrán apoyar a sus empleados en los desafíos futuros y emerger como ganadores en la guerra por el talento en este nuevo mundo laboral.

¿Cuáles son las etapas que puedo trabajar luego de aplicar la encuesta?